EMOLUMENTOS Y SACRAMENTOS

                 La relación entre emolumentos y sacramentos es claramente el sufijo mentos del latín mentum que significa primariamente barbilla o mentón lo cual parece bien raro en lo que respecta a tales palabras. Mentón entró en nuestra santa lengua a través del francés pero eso no es el problema, el asunto es que  mentum tiene un sentido adicional del que hablaremos más adelante.

                      Emolumento es la remuneración adicional que corresponde a un cargo o empleo. No es una palabra muy común pero se ha hecho un poco popular pues una de las múltiples acusaciones contra el presidente Trump es la violación de la llamada cláusula de los emolumentos de la constitución americana pues dicen que el presidente ha recibido  ingresos aparte de su salario que no estaban en el programa.  Emolumento viene del latín emolumentum resultante de emolo más mentum y se refería a “ventajas y lucro relacionados principalmente con beneficios hereditarios.” Aparentemente la palabra se originó como el nombre de los ingresos de los molineros por sus moliendas. El verbo molere quiere decir moler y si usted no lo cree lo siento mucho pero así es.

               Sabemos que los clérigos obtienen beneficios económicos al administrar sacramentos a los creyentes, o sea que reciben emolumentos pero no es por eso que les dieron el nombre sino porque la segunda definición de mentum es “ayudar a alguien a salir de dificultades” beneficio que según la iglesia católica confieren sus sacramentos.  Me imagino que los molineros ayudaban a los cosecheros a resolver las dificultades de moler sus granos.

                        Afortunadamente en español tenemos una palabra específica para expresar la ganancia de un molinero que es maquila  del árabe makila, medida.  Ese es el origen de la palabra maquiladora de las industrias de ensamblaje tan comunes en nuestros países. Tal vez makila no expresa con exactitud lo que hacen en las maquiladoras pero es mucho mejor que si les hubieran puesto el nombre de emolumentadoras.

 

Anuncios

El estornino de Mozart

                                 Todos creemos que nuestro idioma nativo es el mejor de todos.  Por eso  a veces me siento traidor cuando me gusta más una palabra o expresión en inglés que en español.  Por ejemplo ahora estoy terminando de leer un estupendo libro llamado “Mozart´s Starling” que a mis oídos suena mejor que “El estornino de Mozart.”  Starling y estornino vienen ambos del latín sturnus y son aves canoras domesticables e inteligentes oriundas de Europa e introducidas en las Américas donde se han convertido en verdaderas plagas.

                         Al contrario de muchos pájaros cantores los estorninos continúan aprendiendo cantos y sonidos todas sus vidas.  Mozart tenía uno como mascota el cual compró en una tienda al oírlo cantar un fragmento de uno de sus conciertos.

                                      En ese mismo libro aprendí la palabra tragus porque resulta que Mozart no tenía tragus por lo menos  en una de sus orejas.  Tragus, lo traducen en español como trago, y es es la pequeña parte cartilaginosa en frente del orificio del canal auditivo.  Parece que ahora está de moda perforarse el trago para enganchar adornos como hacen con otras partes de las orejas. Trago es de origen griego y significa nada menos que chivo.

                                            Terminemos ahora con una amiga falsa, la palabra murmuration que es y no es murmuración en español.  En nuestra santa lengua significa conversación en perjuicio de un ausente,  La palabra inglesa tiene un significado remotamente parecido, por ejemplo significa el murmullo de un grupo grande de personas en un teatro antes de empezar la función.  La segunda acepción es el nombre de una bandada de estorninos.  Un nombre tan inexplicable como los increíbles movimientos coordinados de inmensas bandadas de estorninos.

 

PODIO, ATRIL, y FACISTOL

“Enseña a tu lengua a decir yo no sé”  Maimónides

          He sido humillado por un podio.  Me vanaglorio de saber el significado y la historia de muchas palabras y hoy una simple tarima me ha abochornado.  Mi hijo Benjamín me mandó un artículo sobre el uso erróneo de la palabra podium en inglés y yo la usaba mal en ambos idiomas.   En español la palabra podio también puede escribirse pódium pero no importa como se escriba yo estaba equivocado hasta en latín que es de donde viene ésa palabra.

            Un podio es una tarima, una plataforma y yo pensaba que podio era sinónimo de atril.  Por ejemplo, los directores de orquestas sinfónicas normalmente están parados sobre el podio y tienen enfrente un atril con la partitura.

                  Atril viene del latín lectorile que a su vez viene de lector lo cual tiene sentido, lo que no lo tiene es que se haya transformado en atril.  En inglés atril se dice lectern, cercano al latín original.

                En nuestra santa lengua tenemos la palabra facistol que aunque suene parecida no está relacionada a fascismo. Es un atril grande para poner libros de cantar en las iglesias.  Curiosamente el nombre es de origen francés y significa “sillón o trono plegable.” Con toda mi dudosa sabiduría léxica no tengo idea de dónde salió ese sentido.  Si le interesa pregúnteselo a los franceses que, como decíamos en Cuba, ” son blancos y saben.” Como dice Ricardo Soca, la historia de las palabras es fascinante.  La etimología no siempre es lógica, nadie pudiera pensar que las palabras inglesas pew podium  sean históricamente  la misma palabra pero pew es el nombre de los bancos de la iglesias.

             Regresando al podio, es de suma importancia saber que un podólogo es un médico especialista en pies y un miriápodo es un animal con muchas patitas pero no tantas como su nombre indica. Miria, originalmente del griego, significa 10,000. Aunque hay más de diez mil especies de miriápodos el nombre es por las muchas patas.  Pero no se engañe,  podón no es un apodo de los miriápodos, es una herramienta para podar que viene del latín puto. El nombre no la herramienta.   Apodo viene del latín putare significando calcular, evaluar, juzgar. Pero la palabra ápodo es parienta de podio porque significa no tener pies. Ignoro cual es el emblema de los podólogos pero no debe incluir imágenes de culebras que son animales ápodos.

UN SÍNDROME DE DROMEDARIOS

          Los camellos y los dromedarios  son de la misma familia.  Dicen que el camello es un animal que parece haber sido diseñado por un comité.  Sin embargo creo que están algo mejor diseñados que sus primos los dromedarios.  Los dromedarios son originarios de la Arabia  y los camellos de Afganistán por tanto cuando en las traducciones de la Biblia  hablan de camellos debían decir dromedarios.    En cualquier caso, parece que no fué posible que Abraham y los otros patriarcas montaran alguno de tales animales porque según recientes investigaciones arqueológicas  en la época de ellos todavía no había en el área ninguna de ésas bestias ya domesticadas.  Lo interesante es que lo averiguaron analizando huesos de la era del Génesis,  datados con carbono 14.  Lo que encontraron fue que los huesos de los dromedarios de entonces no eran tan gruesos como los de siglos posteriores porque no estaban sometidos al peso de las cargas como los domesticados.

                Aparte de las implicaciones doctrinales bíblicas el hallazgo tiene una buena lección de terapeútica ósea: los ejercicios de resistencia fortalecen los músculos y los huesos. Si quiere fortalecer sus huesos aprenda de los dromedarios.

            La palabra camello viene del latín camelus que se origina a su vez en el arameo gamla.  Dromedario significa camello de carrera y está compuesto de dromos, que significa capaz de correr y el sufijo arius que quiere decir “vendedor de.”  O yo estoy muy equivocado o el que les puso el nombre a los dromedarios vendía  camellos ya que en latín carbonarius es carbonero, ferrarius significa ferretero, y urinarius eran baños públicos que existían en Roma donde cobraban por hacer pipi.

              Dromos es componente de muchas palabras como velódromo, hipódromo, y autódromo.  Antes se usaba aeródromo para aeropuerto.  Existe el nombre pródromo para el que va delante en una carrera pero nunca hubiera pensado que la palabra síndrome, generalmente de uso médico, estuviera compuesta de sin, juntos y dromos para referirse a síntomas que “corren” juntos. Por tanto una carrera de dromedarios podría llamarse un síndrome de dromedarios.

MOROLOGY, MORONS, AND MORÓN

“He rightly praises himself who can find no one else to do it” Erasmus, “The Praise of Folly”

                Erasmus also said that it is proper for a moron to be the trumpeter of his own praises and “blow his own horn.” Many morons do exactly that. However, the word morology does not mean the study of morons but foolish or silly talk, nonsense.  It is a rare word taken from the Alpha dictionary but that term does not appear in the Unabridged Merriam Webster dictionary.

                  The Spanish word morón is not applied to very stupid or boorish persons or to sexual perverts like in English. The sexual meaning is now considered obsolete which is too bad because both meanings apply to many morons.   In the sense of idiocy apparently it is only used in Puerto Rico and in Panamá,  In Puerto Rico it also means a lazy person.

                    In Spanish a morón  is a small dirt hill and it is also the name of cities in Spain,  Cuba, Argentina, Perú, Venezuela, and probably other nations of Latin America. In the Great Buenos Aires there is a Senator Morón Avenue.  Morón is also a last name in Spanish.  During the XI and XII centuries in Spain there was a small Islamic Kingdom of Morón.  I am sure there have been moronic kings of many countries in history because crowns were hereditary and people had no choice.  In modern democracies there are moronic presidents elected by morons and also by non-morons for unfathomable moronic reasons.  Sad.

                          The Spanish word “desmoronarse”  is not related to the word moron in meaning  or in origin but one of its definitions,  related to nations or empires, is “to collapse, to be destroying itself.”  A nation could  “desmoronarse” by having a moron as its chief executive.  It has happened often in history.

                               The title  of The Praise of Folly, the book that made Erasmus so famous, was in its original Latin Moriae Encomium.  “Moros” means stupid in Greek and it was a pun on the name of Erasmus´friend Thomas More. In English moriae has always been rendered as folly instead of as idiocy.

                      In English the word moron to refer to idiots was introduced by the American psychologist Henry Herbert Goddard and was probably popularized by H.L Mencken in a Baltimore Evening Sun column of July 26, 1920 when he wrote:  “On some great and glorious day, the plain folks of the land will reach their heart´s desire at last and  the White House will be occupied by  a downright fool and complete narcissistic moron.”

 

NUDOS Y HACHAS

“…ésas distinciones que cortan todos los nudos como el hacha de Tenedos.”        Erasmo,  Elogio de la locura

               Nunca había oído de tal hacha.  Primero pensé que Tenedos era un superhéroe de la antigüedad.  Luego averigüé que Tenedos  es una isla ahora turca donde veneraban, o veneran, un hacha de dos filos.  Tal vez el nombre significa “tiene dos.” Los romanos daban el nombre de “bipennis” a tales hachas.  En español se llaman “bipenne” pero la palabra no aparece en las castas páginas del diccionario de la Real Academia aunque incluyen el nombre “pene” que es un término anatómico mientras que bipenne suena como algo pornográfico.  En inglés no tienen un nombre especial, las llaman con escasa imaginación “double edge axes” y no las usan para cortar nudos sino principalmente como hachas de tiro al blanco lo cual es una atrocidad y una falta de respeto para con las hachas bipenne de ilustre prosapia mitológica.  Las bipennes eran usadas en el culto a la diosa madre y las Amazonas lucharon y trabajaron con ellas.  Aparecen incluso en la mitología africana con la diosa Changó.

                    Erasmo usó metafóricamente esa hacha como cortadora de nudos ignorando el más famoso de los nudos, más famoso aún que Nudo el cojo, el nudo gordiano:                                   Cuando  Alejandro Magno se dirigía a conquistar a Persia, desembarcó en un sitio de lo que hoy es Turquía donde le informaron que allí tenían un nudo imposible de ser desatado pero que quien pudiese desatarlo conquistaría a Persia.                                                         Alejandro respondió ¿a mi con nuditos? (Lo dijo en griego porque el español no lo habían inventado todavía). Dicho eso, sacó su espada y lo cortó de un tajo diciendo da igual cortarlo que desatarlo.  El pudiese haber usado un hacha pero el cuento es más. elegante usando una espada.

                    Esa anécdota dió origen a una expresión española,  “complicado como un nudo gordiano” para situaciones de difícil solución como la independencia de Cataluña.  Hay un proverbio más sabio que dice “no cortes lo que puedes desatar.”

                    El maquiavélico de Fernando el católico tenía como lema “Tanto Monta” aludiendo al cuento del nudo gordiano. Tanto monta cortar como desatar es como decir que el fin justifica los medios.  Sin embargo el famoso dicho “tanto monta, monta tanto Isabel como Fernando” no fué nunca el lema de los Reyes Católicos. De hecho fué inventado por la propaganda del dictador Franco que decía promover una España fuerte y unida como la de aquellos monarcas.

                           Finalmente, hablando de hachas famosas,  el emperador Constantino el grande enterró ante su estatua en Constantinopla, conjuntamente con otras reliquias fabulosas, el hacha que usó Noé para construir el Arca.  Para no ser menos, dos siglos después el emperador Justiniano usó madera del Arca para una de las puertas de la nueva basílica de Santa Sofía. No voy a mencionar el hacha que Jorge Washington usó para cortar el árbol de cerezas pues es una historia más falsa que la de Noé.

CARDIGANES y REBECAS

                         Me parece que en Cuba les llamaban “suéters de botones”  aunque allí muy raramente se usaran suéters de ninguna clase.  Lo interesante es que una derrota horrenda en una batalla el 25 de octubre de 1854 haya generado dos nombres de prendas de vestir, una famosísima poesía de Tennyson y hasta tal vez el nombre de una ópera muy poco conocida, “Caballería Ligera”  de Franz von Suppe que tiene un argumento banal aún para óperas y está confinada a un justo olvido repertorial con excepción de su obertura que es archifamosa.  Tal vez yo soy el único que lo cree pero habiendo sido compuesta en 1866 es probable que la Carga de la Caballería Ligera en la batalla de Balaclava inspirara el título y nada más que el título. (Al pobre von Suppe sus padres le pusieron  Francesco Ezechiele Ermenegildo Cavalieri Suppé Demelli lo cual además de nombre de pila es una pila de nombres y un verdadero horror para el pobre muchacho que de milagro no se convirtió en asesino en serie.)

                                      El desastre de la Caballería Ligera británica en tal batalla de la guerra de Crimea se debió a un error de comunicación.  De la masacre de ingleses a manos de sus enemigos rusos uno de los pocos sobrevivientes fue el que iba al frente, Lord Cardigan, quien sin su culpa cargó en la dirección equivocada y vestía un suéter de botones que se hizo muy popular en Inglaterra y resultó en el nombre genérico para ese estilo de chaqueta. También los gorros que cubren todo el rostro y el cuello, se llaman balaclavas pero los españoles les dicen pasamontañas.  Los españoles también le dicen a los cardiganes rebecas  por el nombre de una película cuya protagonista aparecía con prendas de ése estilo. El Dicccionario de la Real Academia, con error sexista, define las rebecas como prendas de vestir femeninas ignorando a Lord Cardigan.

                                         Finalmente suéter,  que los españoles llaman jersey se deriva de la palabra inglesa sweater cuya prenda los mexicanos apropiadamente llaman sudadera pero que no es lo que mal llamamos nosotros en otros países suéter,  prendas no  para sudar sino para protegernos del frío.  Claro, más de 300 días al año quien se pusiera un suéter en el Caribe sudaría muchísimo.  Nosotros usamos ropa mucho más ligera que la derrotada caballería y usaríamos balaclavas solamente para ocultar nuestra identidad como los olvidados zapatistas del sur de México.