UN PATRONO PARA LOS CHAPARROS

                    La santa madre iglesia católica y romana tiene santos para todos los gustos y colores y patronos para la gama completa de actividades y situaciones pero,  que yo sepa, no para los chaparros.  Por eso yo propongo un candidato idóneo, el eximio Dionisio Exiguo.  Aunque ese casto varón no parece estar registrado en el santoral católico,  ya ha sido canonizado por la iglesia ortodoxa rumana con fiesta el primero de septiembre.  Yo no sé nada sobre derecho canónico pero en aras del ecumenismo lo que es bueno para los rumanos debe también serlo para los romanos.  El asunto es que para ser santo a todo dar el nombre  debe figurar en el santoral católico que es como las grandes ligas de la santidad.

                    Dionisio vivió hace 15 siglos, era bilingüe habiendo traducido libros del griego al latín y del latín al griego pero sobretodo es conocido por haber inventado la enumeración de los años a partir del nacimiento de Cristo lo que se llama el Anno Domini.  Antes de Dionisio había un desmadre de sistemas y predominaba usar como punto de partida la fundación de Roma.  Bajo tal sistema hoy estaríamos en el año 2768 AUC  (ab urbe condita esto es desde la fundación de la ciudad).

                       Hay quien dice que Dionisio se autodenominó Exiguus como gesto de humildad monástica no porque fuera pequeño.  Es de dudar, en el Diccionario Oxford de latín la primera acepción de exiguus es de escasa estatura.  Hay otras cinco definiciones pero ninguna que tenga que ver con humildad. Además los franceses, que todo lo saben, le llaman Denys le petit. De modo que no hay más que hablar, Dionisio era chaparro,  era un retaco, era como decíamos en Cuba un patato, un remache.

                          Lo que es impresionante es la parentela léxica de exiguus.  Por ejemplo exigo se las trae, tiene como 23 significados en latín desde divorciar a una mujer hasta cobrar una deuda.  La palabra exacto es el participio pasivo de exigere que proviene de exigo.   También de exigo, exactor – que no es lo mismo que ex-actor, significa un cobrador particularmente de impuestos. Un exactor es también un sacabullas, un gorila, lo que en inglés llaman bouncer.

                             Finalmente,  otro vástago de exigo, exigente de exigere, en español significa exigir con demasía pero en inglés significa primordialmente acción apremiante aunque secundariamente tiene significado parecido al español.

                             Regresando a Dionisio,  el Papa Francisco, que parece buena gente, debe tomar en cuenta que un santoral como el católico con santos tan ridículos como San Pascual Bailón y San Simón Estilita tiene espacio de sobra para un varón erudito, virtuoso y morigerado como Dionisio,  debe elevarlo a los altares como patrono de los chaparros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s