DINERO APESTOSO

La palabra mingitorio – del latín mingere, orinar, es un término elegante acuñado para que las personas de alcurnia eviten decir urinario que suena feo. o meadero que suena peor. Los franceses que son gente muy fina llaman a sus mingitorios vespasiennes. Los italianos, no menos refinados les dicen vespasianos. De tal modo ambas naciones honran una fragante anécdota sobre el emperador Vespasiano que impuso un impuesto sobre la venta del orine de los urinarios públicos. El orine se usaba entonces en varios procesos industriales incluso para blanquear togas, algo que parece tan imposible como maloliente.
Cuando su hijo Tito criticó tan oloroso impuesto Vespasiano replicó pecunia non olet.. el dinero no huele.. El historiador Suetonio, que era entonces todavía un niño, ha escrito que el emperador no dijo eso pero algo parecido a eso y a pesar de eso la frase se convirtió en el axioma de Vespasiano cuyo funesto significado ha sido criticado por escritores como Marx, Balzac, y otros.
La amoral idea de no preocuparse de dónde y cómo se adquiere el dinero es la piedra angular del capitalismo desenfrenado y ha sido causa sempiterna de miseria y abuso.

Pecunia viene del latín pecu que significa ganado, rebaño. Además de significar dinero pecu tiene una abundante progenie como peculio, peculiar, peculado, y otras menos conocidas de su rebaño léxico. El mísero peculio, peculiar a multitudes en todo el mundo es directamente proporcional al peculado de los gobernantes. Peculado en el derecho antiguo y todavía en varios países hispanoamericanos, es el latrocinio gubernamental..

La palabra dinero viene de denarius, una moneda romana que fue la que le mostraron a Cristo cuando le preguntaron si era lícito pagar tributo al César.

La palabra moneda viene del latín moneta que dicen venía de monere. Otros afirman que tal etimología es falsa. No importa porque lo que aporta importancia es que monere significa en latín advertencia, presagio. Advertencia y presagio de los peligros físicos y morales inherentes a la avaricia.

Como si hubiese sido un presagio para Vespasiano las monedas fueron inventadas seis o siete siglos antes de Cristo en la ciudad de Meoncia (seriamente) en lo que hoy es Turquía. El nombre Meoncia lo cambiaron por el de Lidia, que fue una buena idea. Hoy día tendrá un nombre turco que seguramente no tiene nada que ver con mingere.

Humor y Vocabulario
por favor visite:
bilingualpower.com

https://bilingualpower.com/

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.